Biofeedback y Neurofeedback

Técnicas en expansión, no invasivas, y científicamente aprobadas que forman parte de las denominadas Neuroterapias.

¿Qué es el Biofeedback?

El Biofeedback es una técnica a través de la cual podemos modificar algunas de las funciones corporales específicas tales como la frecuencia respiratoria y cardíaca o la tensión arterial, para mejorar casos de hipertensión, problemas respiratorios o cardíacos, aprender a relajarse o calmarse ante situaciones de estrés, problemas de ansiedad o dificultades para dormir. Las personas aprenden a observar los parámetros fisiológicos de su propio cuerpo y trabajan para lograr niveles funcionales óptimos.

¿Qué es el Neurofeedback?

El Neurofeedback es simplemente Biofeedback aplicado directamente al cerebro. Las personas aprenden a entrenar y regular su funcionamiento cerebral para poder optimizar su rendimiento. Con el Neurofeedback registramos la actividad eléctrica de nuestro cerebro y se extraen los datos sobre el funcionamiento general. Una vez hecho esto, se analiza la información y se diseña un programa personalizado de tratamiento.

En los últimos años ha incrementado su uso de forma considerable, lo que nos permite que llegue a la población general de forma más fácil, pudiendo gozar de sus múltiples beneficios personas con dificultades tales como TDA/TDAH, migrañas, ansiedad, problemas del sueño, adicciones, y un gran etc…

¿En qué ayuda?

El Neurofeedback y el Biofeedback trabajan a nivel mente-cuerpo, ya que sabemos que cuando trabajamos sobre un área, inevitablemente tiene repercusiones sobre las demás. Sabemos que el entrenamiento en Variabilidad del ritmo cardíaco (Biofeedback) es una forma de trabajar la regulación emocional. Y del mismo modo, cuando entrenamos con Neurofeedback (refuerzo e inhibición de ondas cerebrales) mejoramos no sólo condiciones psicológicas, sino que también hay una mejora de problemas a nivel orgánico como la epilepsia, la fibromialgia o las migrañas.

En las sesiones de entrenamiento se colocan unos sensores a nivel corporal (en el caso del Biofeedback) o en la cabeza (en el caso del Neurofeedback) mediante los cuales podemos observar el estado interno de la persona. A partir de ahí, el procedimiento es muy sencillo. A la persona se la coloca mirando una pantalla cómodamente y visualizará diferentes animaciones e imágenes en movimiento. La persona no ha de hacer nada, solo tratar de estar lo más tranquila posible, presente y prestando atención. El trabajo se va produciendo de forma involuntaria progresivamente.

El objetivo es la autorregulación, entendiendo ésta como un aspecto fundamental para el buen funcionamiento cerebral. El entrenamiento en autorregulación permite que nuestro sistema nervioso central funcione mejor y por lo tanto contribuye a que nos regulemos emocionalmente de forma más eficiente en nuestro día a día.

¿Qué sucede durante una sesión de neurofeedback?

El cerebro está programado para responder a nuevos estímulos, aprender por sí mismo, por lo que el proceso no requiere un esfuerzo especial. El cliente se sentará en una silla cómoda y tendrá entre 2 y 19 sensores colocados en el cuero cabelludo. Mientras ves una película, tu cerebro hará el trabajo.

¿Cuántas sesiones necesitaré?

El número de sesiones depende en gran medida de lo que se esté tratando.

¿Cuánto duran las sesiones en sí?

Cada sesión está programada para 60 minutos, aunque el entrenamiento de neurofeedback real durará entre 30 y 45 minutos de ese tiempo.

¿Con qué frecuencia debo tener sesiones de neurofeedback?

Se recomienda programar sesiones de entrenamiento de Neurofeedback al menos dos veces por semana.

¿Qué pruebas debo realizar antes de iniciar el neurofeedback?

Preferiblemente, se someterá a un mapa cerebral, así como a una batería neurocognitiva de pruebas, evaluaciones de síntomas antes de comenzar el tratamiento con NF.

Coste

Hacemos bonos mensuales para facilitar el acceso a este tratamiento.

Para más información, o solicitar una consulta